Cubrezapatillas VeloToze (caña alta)

Resistentes al agua y al viento gracias al látex.
(+Info )

Color
STOCK
Transporte
Descuento
Envio

Estos  cubrezapatillas están diseñados para ciclismo de carretera en invierno, con lluvia y nieve. Tanto para una competición o un evento, como para entrenar o ir al trabajo, estos cubrezapatillas de caña alta te mantendrán los pies calientes y secos.

Principales características - Cubrezapatillas VeloToze (caña alta)

Ajuste: Rogamos comprobar el vídeo incluido en esta página con las instrucciones de colocación antes de utilizar los cubrezapatillas. Es importante tener cuidado a la hora de colocarlos; recomendamos evitar el contacto con bordes puntiagudos, como las calas o el sistema de trinquete. Por favor, sigue las indicaciones para asegurarte de que queden ajustados correctamente.
Resistentes al agua y al viento gracias al látex.
Aerodinámicos: el látex proporciona un ajuste aerodinámico ceñido.
Sin cremalleras ni tiras de velcro: diseño hermético que evita la entrada del agua.
Ligeros y compactos: te los puedes meter sin problemas en el bolsillo del maillot o la bolsa del sillín.
Mantenimiento
Pásales un paño húmedo. No los metas en la lavadora.
Para secarlos, cuélgalos de una percha o pásales un paño seco. Este material no absorbe el agua, así que deberían secarse bastante rápido. No los metas en la secadora. Una vez que los hayas usado varias veces, ponles polvos de talco por dentro para evitar que se queden pegados. No los guardes en ningún sitio expuesto al sol.

Información del producto

Térmico:
Cortavientos:
Ciclismo urbano:
Agujeros de calas:
Elástico:
Alta visibilidad: No
Carretera:

 

Protección absoluta contra la lluvia

Los cubrezapatillas de VeloToze son un producto con un propósito muy claro: proteger los pies de la lluvia. Su diseño exclusivo totalmente hermético, su confección de látex y su ajuste aerodinámico estrecho bloquean en efecto la entrada del agua. Los cubrezapatillas de caña alta de VeloToze son la opción perfecta para salir con la bici un día de lluvia. Incluso si optas por ponértelos solamente para competir, deberían convertirse en un complemento imprescindible en tu bolsa, porque no hay nada mejor para cuando llueve. ¡Y además quedan muy bien con todo!


Cómo ponerte los cubrezapatillas VeloToze

Recomendamos ver el vídeo incluido en el apartado superior con las imágenes del producto y seguir las instrucciones descritas a continuación:

Debido al diseño completamente flexible del producto, sin cierre de cremallera o velcro, se recomienda utilizar el método de colocación descrito a continuación. Una vez que hayas practicado un par de veces, te parecerá un proceso muy sencillo y natural.
  • 1. Ponte los calcetines primero.

  • 2. Métete el cubrezapatillas como si fuera otro calcetín.

  • 3. Pasa el pie por el orificio grande para las calas. Y ahora sí, ponte las zapatillas.

  • 4. Pasa el cubrezapatillas por la talonera de la zapatilla primero, y a continuación la puntera. Las primeras veces que te las pongas tendrás que llevar cuidado de no engancharlos en las calas ni estirarlos de más, porque podrías desgarrarlos. Si vas a bajarte de la bicicleta y a pasar un rato andando, simplemente desengánchate el cubrezapatillas empezando por la puntera de la zapatilla y ve tirando de él hacia detrás para no rayarlo ni desgarrarlo de la puntera.

  • 5. Ajústatelo bien alrededor del tobillo, las calas y la talonera. Fíjate que no quede ninguna parte del cubrezapatillas por encima de la cala o la talonera. Asegúrate de que la parte superior del cubrezapatillas esté bien ajustado a la piel y no por encima de los calcetines, porque si no puede que te entre agua.

  • 6. ¡Y listo! ¡A pedalear!


CARACTERÍSTICAS Y VENTAJAS

Los cubrezapatillas de VeloToze ofrecen numerosas especificaciones y ventajas para los ciclistas que no se quedan en su casa por el mero hecho de que esté lloviendo.

Son resistentes al agua: los cubrezapatillas de caña alta de VeloToze están diseñados para sellar la pantorrilla y mantener los pies y las zapatillas secos previniendo la penetración del agua por arriba.

Son resistentes al viento: los materiales cortavientos con los que están confeccionados mantienen los pies calientes incluso temprano por las mañanas o durante todo el invierno (de 5 ºC a 16 ºC). 

Son ligeros: elaborados a partir de un material flexible y ligero que no retiene el agua cuando se mojan. 

Sin cremalleras ni tiras de velcro: su diseño innovador se flexiona por encima de la zapatilla, sin dejar ningún punto vulnerable por el que pueda entrar agua, como en el caso de las cremalleras o las tiras de velcro de los cubrezapatillas convencionales.

Son aerodinámicos: un material blando y flexible que crea un perfil ajustado para una aerodinámica excelente.

Compactos: caben fácilmente en el bolsillo del maillot o la bolsa del sillín.